1. Sumerge una cuchara de metal en un vaso con agua muy fría, casi congelada; coloca la cuchara sobre tu párpado durante quince minutos.


2. Sumerge tu cara en hielo coloca un tapón en el lavabo y llénalo con hielos y agua; sumerge tu cara el mayor tiempo que aguantes. Si lo haces varias veces no sólo notarás que tus ojos se van a desinflamar sino que tu piel recobrará la vitalidad.


3. Rodajas de pepino sobre tus párpados, el pepino debe estar muy frío y dejarlo mínimo 15 minutos sobre tus ojos.
4. Prepara una infusión de manzanilla con dos bolsitas de té; una vez caliente el agua deja las bolsas por dos minutos, retíralas y déjalas que se enfríen; coloca una bolsita en cada ojo.


5. Aplicar pomada de arnica en los ojos inflamados durante 45 minutos y después retirarla con agua tibia.

Para reducir la molesta inflamación en tus ojos bebe al menos dos litros de agua al día, limita tu ingesta de sodio y alcohol y trata de dormir tus ocho horas cada noche.