El hígado, que pesa casi 1.5 kg., es la glándula más grande del cuerpo humano. Localizado en el lado derecho del abdomen, se compone de dos lóbulos asimétricos separados por el ligamento falciforme.

Es un verdadero laboratorio bioquímico, relacionado con más de 500 diferentes reacciones químicas debido a la gran cantidad de sangre que recibe (1.5 litros de sangre por minuto) de la artería hepática que viene del corazón, y la vena portal hepática, que sube del intestino delgado.

Entre otras cosas, el hígado hace la bilis, el colesterol y proteínas, almacena glucosa, hierro, vitaminas y degrada ciertos productos tóxicos contenidos en la sangre, como el alcohol. Sin embargo, en ocasiones, el hígado presenta problemas siendo uno de ellos el hígado graso o esteatosis que se produce debido a la acumulación de grasas en la célula hepática.

Existen infusiones que ayuda a combatir esta condición y que, a continuación, se describen:


Infusiones para el hígado graso

Infusión para el hígado graso #1: Por cada dos partes de melisa y dos de agrimonia, añadir tres de celidonia, tres de menta piperita y tres de cardo mariano.Se hace una infusión con dos cucharaditas del preparado y un cuarto de litro de agua hirviendo; se deja diez minutos en reposo y se cuela. Se pueden tomar diariamente tres tazas, antes o durante las comidas.

Lea: Remedios para desintoxicar el hígado

Infusión para el hígado graso #2: Se mezclan partes iguales de menta piperita, diente de león, cardo mariano, ajenjo y achicoria. El procedimiento de preparación y la dosis de este compuesto son exactamente los mismos que en la receta anterior.

Infusión para el hígado graso #3: Mezclar a partes iguales corteza de arraclán, hinojo, flores de pie de gato, menta piperita, milenrama y ajenjo. Añadir una cucharada sopera de la mezcla a una taza de agua hirviendo. Dejar en infusión, tapada, durante diez minutos y colar. Se beberá una taza media hora antes de cada una de las tres comidas principales. Esta infusión no debe ser consumida durante el embarazo.

Infusión para el hígado graso #4: Mezclar dos partes de marrubio, dos de agracejo, dos de agrimonia y dos de milenrama con una de raíz de ácoro y otra de comino. Hacer una infusión con una cucharada sopera de este preparado en una taza de agua hirviendo; dejarla reposar tapada durante diez minutos y colar. Se beberán tres tazas diarias.

Infusión para el hígado graso #5: Hacer un compuesto con hojas y raíces de diente de león, hojas de menta piperita, fumaria, frutos de comino y flores de maravilla. Poner dos cucharaditas del compuesto en infusión en una taza de agua hirviendo durante cinco minutos. Colar. Se tomarán tres tazas diarias.

Quizás te interese conocer: Remedios para el hígado perezoso o lento

Infusión para el hígado graso #6: Hervir 1 taza de agua (250 ml) hasta que llegue al punto de ebullición y luego retirar del fuego. Verter 1 cucharadita de hojas de boldo y otra de menta Cubrir y dejar en infusión por 10 minutos y luego colar. Tomar una vez al día, preferiblemente en ayunas, por 3 semanas. Esta infusión facilitar la eliminación de las grasas del tejido hepático

Infusión para el hígado graso #7: Verter 3 tazas de agua en una olla y hervir a fuego alto. Cuando llegue al punto de ebullición, adicionar 1 alcachofa, previamente lavada y troceada. Dejar al fuego por 3 minutos y luego retirar. Tomar 1 vez al día por 3 semanas. Esta infusión de alcachofa tiene un sabor amago pero es muy efectivo para la eliminación de la grasa depositada en el hígado


Conoce Remedios caseros y naturales al alcance de tus manos