Además de ser cruel, ahora también es ilegal, como poco en España.