La Abdominoplastia se recomienda a las personas que, por haber tenido hijos y una reducción drástica de peso, tienen piel sobrante ya que por este medio es posible eliminarla y recuperar la apariencia perdida por el aumento de peso con el embarazo.