No se puede frivolizar ni generalizar en un tema tan serio como dejar tu país, tu entorno y tu gente para tener que abrirse camino en un ambiente muy distinto, en el que muchas veces las cosas te las ponen muy difícil