Muchas veces las personas nos acostumbramos a vivir con dolor: dolores musculares, de espalda, de mano, etc., y no es sino hasta que estos dolores nos ocasionan otros trastornos que les prestamos atención y buscamos asesoría médica.
Mediante la electromiografia se puede detectar enfermedades como esclerosis múltiple, parkinson, síndrome de tunel carpiano y muchas otras más.
No esperen hasta que el dolor no les permita vivir y chéquense a tiempo