Escoger un cirujano plástico no es fácil, implica una búsqueda e investigación en la que además de fijarse en las credenciales, hay que comprobar un poco sobre la experiencia y reputación de los médicos y de la clínica donde vayas a operarte para evitar resultados desagradables o negligencias.
Por eso es importante conocer bien al médico y si es posible contactar con pacientes anteriores para comprobar los resultados.