Con diferencia es Pret a porter de Robert Altman. Vaya tomadura de pelo!