Oye e comprendo, los conflictos con la familia política son de lo peor, pero con una buena voluntad se puede llegar a un acuerdo, igual y hasta un día llegas a ser realmente amiga de tu cuñada o de tu suegra.
Paciencia!!