Un truco para disimular el cansancio es poner un toque de iluminador en la zona interna de los ojos, hueso de las cejas y parte alta de los pomulos.