Si la digestión es lenta, los alimentos no digeridos pueden fermentar en el tracto digestivo, lo que produce malestar y una ineficiente absorción de los nutrientes.
CONSEJOS PARA MEJORAR LAS DIGESTIONES
- Si come sin hambre o la comida no le sabe bien, los jugos digestivos no fluyen apropiadamente y el alimento será insuficientemente digerido.
- Evite el estrés y las discusiones a la hora de la comida.
- Coma sin prisa y mastique bien la comida. Una comida bien masticada es más fácil de ser atacada por las enzimas digestivas.
- Evite la combinación de alimentos ácidos con carbohidratos. Los alimentos ácidos dificultan la acción de las enzimas salivales.
PLANTAS PARA TRASTORNOS DIGESTIVOS
Existen una gran variedad de plantas medicinales para el tratamiento de trastornos digestivos. Algunas poseen principios amargos, como la centáurea menor, achicoria, cardo santo, lúpulo, marrubio, manzanilla amarga, trébol de agua; otras tienen propiedades antiflatulentas, como el comino, el anís estrellado y el verde, el hinojo, la menta o la melisa; otras son muy útiles como antiúlcera gastroduodenal, como el regaliz, el llantén o el malvavisco; la angélica, la melisa, la milenrama, la caléndula maravilla, el coriandro, la lavanda, la albahaca, la salvia o el romero tienen efectos antiespasmódicos digestivos.
Manzanilla amarga (Anthenis nobilis): Se emplean las flores. Es útil en dispepsia, aerofagia, digestiones difíciles, espasmos digestivos, vómitos nerviosos, jaquecas, neuralgias, trastornos de la menstruación.
Hinojo (Foeninculum vulgare Mil): Se utilizan sobre todo los frutos, aunque a veces también se utilizan la raíz y las hojas. Contiene aceite esencial, rico en anetol, estrago¡, canfeno, fenona, carburos terpénicos que le confieren propiedades antiflatulentas, antiespasmódicas y diuréticas.
Anís estrellado (lilicium verum Hook.): Está indica a en gastroenteritis, meteorismos y espasmos gástricos e intestinales.
La esencia, por su alto contenido en anetol, puede resultar tóxica a dosis elevadas, produciendo narcolepsia, delirio, anestesia y convulsiones. La intoxicación puede también producirse al confundirlo con el anís estrellado bastardo (11licium religiosa), rico en alcaloides tóxicos.
Menta (Mentha pipe­rina L.): Se utilizan las hojas y las flores. Por su contenido en mentol es antiséptica intestinal y anestésica.
Más Información en http://tinyurl.com/8wmrxn5