Hola,
Te entiendo completamente. Mi ex-matrimonio era tal como describes, siempre conflictivo por las familias políticas, ambos queríamos dar la razón a los nuestros sin pensar ni hacerles ver que lo más importante era estar juntos y de acuerdo.
Con el divorcio vi que una pareja es un equipo, donde debe haber democracia en las decisiones y opiniones y para ello hay que ser responsables y firmes. O lo que vendrá después será algo que ni tú ni tu pareja desean...
Saludos