Objetivo del ejercicio
Es la mejora de la relación de pareja por medio del intercambio de conductas positivas, sin que llegue a ser un intercambio comercial del tipo «tú me das y por tanto yo te doy». Evita llegar a afirmar cosas tan dañinas en una relación como: «Yo doy mucho más que tú».
Reglas del ejercicio
1. Haz una lista de las cosas que tú crees que mejorarían la relación. No tienes que comprometerte a hacerlas solamente tienes que listarlas. Haz la lista en solitario no las comentes ni se la enseñes a la pareja. Han de ser operativas, es decir, tienen que notarse y un observador imparcial tiene que poder decir si la has hecho o no.
2. Luego las comentarás con el terapeuta en la sesión solamente para puntualizarlas y completar la lista.
3. La lista elaborada se la das a tu pareja, pero sin comentarios.
4. Luego, eliges algo de la lista y lo haces, sin avisar y sin compromiso. Tomas nota de lo que haces, del resultado obtenido y de la dificultad que has encontrado.
5. Después se comenta con la pareja y se perfecciona lo que merece la pena. Hay que tener en cuenta que se ha hecho porque se ha querido y no porque se ha exigido, ni el terapeuta ni la pareja. En esta sesión se pueden hacer sugerencias a la pareja sobre cosas que le gustaría hacer, pero no son peticiones ni prescripciones.
6. Puede haber conductas que solamente se hagan una vez. Hay que puntualizarlo; por ejemplo, iniciar de nuevo una luna de miel.
Continúa en: http://consejosparahacerelamormichaelwebb.blogspot.com/