Aunque el sol es capaz de detener las bacterias, también daña su piel al resecarla y además obstruye sus poros. La exposición prolongada a la luz solar (por más de 15 minutos al día) no le ayudará a obtener una piel hermosa y debe ser evitado.
Si usted piensa que su piel bronceada hará que su acné se vea mejor, tenga cuidado al exponerla al sol, especialmente durante el período de tratamiento. La exposición prolongada al sol, hará que su piel envejezca más rápido y la pondrá en riesgo de contraer cáncer de piel.
Además de los efectos nocivos del sol en su piel, la medicación del acné que está utilizando puede reaccionar negativamente cuando se expone a los rayos del sol, haciendo que tenga muchas más probabilidades de quemarse.

Lea El Artículo Completo En: http://milagro-para-acne.blogspot.com/