Eso son supersticiones. Las manchas que se conocen vulgarmente como antojos, no tienen nada que ver.