Una discriminación previa no justifica una discriminación distinta.