Si te cansas y lo quieres volver a dejar largo no te queda más remedio que aguantar una temporada en que no te verás bien, pero también te lo puedes retirar hacia atrás con una horquilla o echártelo a un lado hasta que lo sujetes con la oreja.