Eso de promover por ley que haya paridad en los consejos de administración de las empresas me parece tan ridículo como si por ley dijeran que deben estar compuestos solo por hombres, solo por mujeres o la mitad compuestos por rubios y la otra mitad por pelirrojas...

¿Cuándo se conseguirá que se valore a la gente por su valía y no por otros aspectos? y, sobre todo, ¿cuándo se dejará de usar la igualdad de derechos entre hombres y mujeres como arma política?

Sigamos soñando...