Un perro requiere muchas más atenciones que un gato. Si pasais poco tiempo en casa y además vivís en un apartamento pequeño quizá sea mejor tener un gato.