Conozco un truco para aliviar la congestión nasal: a un vaso de agua caliente añadir una cucharada de miel y limón. Tomarlo tres veces al día.