Seamos sinceras, con los tacones no sólo ganamos centímetros, también ganamos elegancia pero si no los soportas prueba a buscar un vestido con el que puedas ir de plano. Una opción puede ser un vestido o falda largos de aires étnicos con un punto hippy-chic, esto va de miedo con sandalias planas de esas que llevan alguna piedra en una tira central, no sé si me explico...