Hay gente que queda muy bien, no todo el mundo queda como un payaso, aunque ejemplos de esto último los hay a patadas