No caigas en la tentacion de ir a por “el ofertón", desconfía de los cirujanos estéticos con precios demasiado bajos, a veces lo barato sale caro y con la salud lo mejor es ir a lo seguro.