Bueno, también es una buena idea hacer la luna de miel en temporada baja, aunque no coincida con la fecha de la boda. Así se consiguen mejores ofertas y vuelos baratos, incluso los cruceros cuestan 3 veces menos que en verano.