A medida que pasan los meses cada vez tienes menos ganas de fumar. Es estupendo haber recuperado los sentidos del gusto y el olfato.