Al parecer, cuando se convierte la grasa en líquido con la lipolisis con laser, al provocarse una reacción de calor local, se consigue un efecto reafirmante inmediato de la piel y aumenta la tersura de la misma, disminuyendo la flacidez previa por efecto del laser de la lipolisis