Todo lo contrario, el aceite argan es muy bueno para las pieles grasas y mixas, ayudandolas a recuperar su equilibrio y contribuyendo a su limpieza, a pesar de tener muchos ácidos grasos esenciales.