Lo que te va a hacer feliz a ti y a tus hijas es que la perdones de corazón y empecéis juntos de nuevo como si nunca hubiera pasado nada