Te confirmo que es cierto, y me parece escandaloso. Si el dinero que ponemos (que nos sacan) entre los españoles se pierde en chorradas en lugar de ayudar a recomponer un poco esto, en el fondo me da igual que se lo lleve un deportista o un alcalde corrupto, la situación es la misma: me lo quitan para desperdiciarlo.