Me habían hablado muy bien de La ladrona de libros, y eso suele ser malo, porque te creas muchas expectativas y luego no siempre es fácil que se cumplan, pero esta novela lo vale. Es de las que te lees de un tirón