Según mi humilde opinión la obsesión con tener un pene más largo y más grueso, a veces es comparable a aquello que sienten las mujeres cuando nunca están contentas con el tamaño de su pecho.
Es más, a veces es algo enfermizo.
Si no es por un caso de absoluta necesidad psicológica, algo que traumatice a la persona, no le encuentro mucho sentido.
Según mi humilde opinión, claro está.
Carla Mila
[email]http://www.carlamila.es [/email] http://www.carlamila.es


Carla Mila