La historia del prisionero español que tuiteaba desde Mauthausen se convierte en cómic


Su publicación coincide con el 72º aniversario de la liberación de Mauthausen, el campo de los españoles, que se conmemorará el 5 de mayo


DEPORTADO 4443
Sus tuits ilustrados


Ioannes Ensis
Carlos Hernández de Miguel

El libro ilustra la vida y la muerte de los 9.300 españoles deportados a campos nazis.


Ensis confiesa que crear algunas ilustraciones le ha provocado sufrimiento y hasta pesadillas.


En el primer semestre de 2015, más de 50.000 internautas siguieron con emoción el relato en Twitter de Antonio Hernández Marín, @deportado4443, un prisionero español que tuiteó minuto a minuto cómo era la vida y la muerte en un campo de concentración nazi.


A través de su relato conocimos la tragedia olvidada de los más de 9.300 españoles y españolas que sufrieron el peor de los infiernos creado por el ser humano: los campos de la muerte de Hitler. Dos tercios de ellos, 5.500 hombres y mujeres, nacidos en ciudades y pueblos esparcidos por toda la geografía de nuestro país, perecieron entre las alambradas de Buchenwald, Dachau, Ravensbrück, Auschwitz y, especialmente, Mauthausen.


Aquella iniciativa, que constituyó un verdadero fenómeno en las redes sociales, se convierte ahora en un libro cómic publicado por Ediciones B.


“El éxito de @deportado4443 se produjo porque todos sus mensajes respondían a la realidad; no había nada inventado…”, afirma Carlos Hernández. “Exactamente igual ocurre con el cómic. Cada ilustración está perfectamente documentada; cada historia que se cuenta es rigurosamente real”.


Ioannes Ensis (Juan Espadas) descubrió la cuenta de @deportado4443 y buscó la forma de contactar con su autor: “Tuve sentimientos muy profundos, como un rumor que surge de las tripas y del corazón y se convierte en un bramido. La mayoría de los cómics nacen del cerebro, de una idea que tal vez hemos estado persiguiendo durante años. Este cómic nació de las tripas. Quería, o mejor dicho, tenía que ilustrar todos y cada uno de esos tuits”.